Make a blog

font19canvas

1 year ago

Enunciado de los derechos




DIGNIDAD
¿Qué significa dignidad? Dignidad es grandeza, excelencia; es una cualidad o
bondad superior por lo algo o alguien goza de especial valor o
ama. Deriva del adjetivo latino dignus y se puede traducir por 'valioso'; es el sentimiento
que nos hace sentir valiosos, estimables, sin importar nuestra vida
material o social.
La dignidad es el valor intrínseco y supremo que tiene cada ser humano, independientemente
de su situación económica, social y cultural, así como de sus
creencias o formas de pensar.
La dignidad en el ser humano se sustenta en su racionalidad y su poder
creador, y en eso entendemos que las personas pueden modelar sus vidas
mediante la toma de decisiones y el ejercicio de su libertad. La dignidad
equivale así a autonomía; la persona ya no es un mero súbdito, sino un ciudadano.
Entendemos que la dignidad es sólo un potencial de emancipación respecto a las
necesidades e imposiciones naturales o sociales, y requiere su logro en la
biografía personal y en la historia universal del género humano.
La educación tiene aquí un papel esencial, ya que el verdadero ejercicio de la libertad,
más allá de la arbitrariedad del comportamiento salvaje, exige la formación de
la inteligencia y de la voluntad, facultades específicas del espíritu humano.
Así, la vida humana es respetable siempre porque es algo más que
vida, vida con sentido, o sea, biografía.
La dignidad se basa en el reconocimiento de la persona de ser merecedora
de respeto, es decir, que todos merecemos respeto sin importar cómo
seamos. La dignidad refuerza la personalidad, fomenta la sensación de plenitud y
satisfacción Valores humanos.
El ser humano posee dignidad por sí mismo, pero esta dignidad no es
dada por factores o individuos externos, se tiene desde el mismo instante de su
concepción y es inalienable.
En la mujer, a pesar de que ha alcanzado algunos derechos, aunque en muchos lugares la
sigue considerando de rango inferior con respecto al ser humano y por tanto con
menor dignidad.
Para justificar la esclavitud se decía que el esclavo no era una persona, sino un
objeto, al igual que los judíos, los gitanos y los homosexuales durante el nazismo.
En la época del colonialismo, se decía lo mismo de los indios, que no tenían alma
y, por tanto, que no poseían dignidad humana.
Es constante en la historia de la humanidad negar la dignidad humana para justificarse
en los atentados contra esta dignidad